Los mejores aceites corporales

Los aceites corporales son una opción más que válida para hidratar y nutrir la piel, sin embargo, otorgan otros lucros para el cuerpo, como conceder masajes relajantes, aportar brillo, mantener el bronceado por más tiempo, proporcionar suavidad y elasticidad, incluso los hay que tratan las estrías y la celulitis; pero el hallazgo del mejor del mercado actual es un tanto difícil.

De hecho, este producto tan genuino es una gran baza para brindar los ácidos grasos esenciales y las vitaminas que la dermis precisa para estar siempre perfecta, no solo visiblemente, sino también en el tacto.

No obstante, no es extraño que las dudas surjan a la hora de escoger uno que cubra nuestras necesidades, porque francamente, no todos cumplen con sus promesas y los supuestos beneficios se quedan en un sueño anhelado inalcanzable.

Y es que hay una variedad tan extensa de aceites corporales, que no es nada fácil intentar descubrir si el que vamos a elegir nos gustará o, por el contrario, será un completo fracaso.

A sabiendas de que esto último ocurre muy a menudo, hemos querido ayudarte para que no gastes el dinero en vano, realizando una investigación rigurosa.

En dicho estudio, hemos analizado los aceites más eficientes actualmente y nos hemos quedado con los más competitivos, teniendo en cuenta las opiniones de sus consumidoras, además de los resultados obtenidos tras examinar todas y cada una de sus prestaciones.

Eso sí, ten presente que no existen productos mágicos, por lo que puede que tengan algún que otro inconveniente, como suele suceder con otros tipos de cosméticos.

Dejémonos de tanta cháchara y descubramos los condecorados como los mejores aceites corporales del momento, a continuación.

mejor-aceite-corporal

Aceite Corporal SENSUALITY de Alqvimia

La firma Alqvimia se caracteriza por elaborar productos basados en la aromaterapia y lo deja bien claro con este aceite corporal, el cual predice potenciar la sensualidad, el poder de seducción y la esencia femenina.

Se trata de una fórmula diseñada mediante propiedades afrodisíacas, para conceder un masaje reconfortante que a la par, aporte placer, seguridad, gozo y fascinación.

Pero sus lucros no se limitan ahí, porque también afirma nutrir, hidratar y reparar en profundidad para que la dermis luzca siempre en perfectas condiciones.

Todo ello, promete lograrlo a raíz de su composición a base de aceites esenciales naturales como la rosa de Bulgaria, el geranio de Egipto, el jazmín de la India, el ylang-ylang de Indonesia y el neroli de Marruecos; además de aceite de almendras, rosa mosqueta, sésamo e hipérico.

La consistencia de la textura es bastante maleable, ni muy densa, ni muy líquida para expandirse con facilidad, pese a que tarde bastante en absorberse.

El olor ya es otro cantar, puesto que es muy intenso y pese a ser una característica muy común en los aceites para masajes, podría llegar a ofender a los olfatos más sensibles porque perdura después de su aplicación.

El envase de cristal rojo contiene un dosificador para facilitar las aplicaciones y aunque hay peligro de romperse, el vidrio es un buen material para conservar los activos.

Tiene pocas pegas, pero la mayor de todas es su excesivo precio, ya que se comercializa por casi  200 €; creemos que es un coste final demasiado elevado y por supuesto, no apto para todos los bolsillos.

 

Moroccanoil Dry Body Oil

Estamos frente un aceite corporal seco que promete hidratar en intensidad, en especial cita ser ideal para esas áreas del cuerpo ásperas y rugosas que requieren de unos cuidados extra.

La nutrición es otra de los reclamos de este producto, por eso lo recomiendan en todo tipo de pieles, pero especialmente en las más resecas y apagadas.

Del mismo modo, predice mejorar cualquier parte del cuerpo tanto en la textura como en la vista, unificando el tono general para que se aprecie uniforme, prometiendo un resultado sedoso y aterciopelado.

Su fórmula es rica en antioxidantes, así como en otros aceites esenciales, entre los que destacamos el de oliva, argán y aguacate.

Al tratarse de un cosmético de absorción rápida, el líquido se extiende bien y la piel lo absorbe sin problemas.

Desprende un aroma liviano que es perdurable, pero al ser bastante tenue, no ofende ni empalaga.

Su embalaje también es de vidrio, pero no es opaco, lo que conlleva el riesgo de que los activos se echen a perder antes de tiempo si se expone a la luz, pero tiene un punto positivo y es su pulverizador, que concede una aplicación amena y cómoda.

Se vende por casi 50 € y pese a ser bastante más económico que la alternativa anterior, se queda corto en términos de hidratación; aparte de que algunas pieles sensibles podrían sufrir irritación a causa de un par de elementos adversos presentes en la composición.

 

Aceite de masaje relajante Gya Labs

Como su nombre bien indica, estamos ante un aceite idóneo para masajear esas zonas del cuerpo que tenemos más tensas con la intención de apaciguarlas.

Sus beneficios van más allá, ya que no solo funciona a modo de relajante muscular, sino que cita ser perfecto para aliviar los estados de ansiedad, el estrés, los nervios y mejorar determinadas alteraciones del sueño, como el insomnio.

Y no solo disminuye las tensiones, mejorando nuestro estado anímico general, ya que predice dejar una dermis lustrosa, suave y saludable.

La marca no es muy transparente en el tema de su formulación, pues no la refleja a primera vista, tal y como sí hacen otras sucedáneas y podemos adivinar una posible razón: tiene algunos agentes que podrían provocar erupciones y alergias a determinadas pieles delicadas y sensibles.

No obstante, el packagging es de plástico, opaco y tiene un dispensador que pretende facilitar las aplicaciones, pudiendo dosificar las porciones de sustancia.

Algo que le resta puntos a favor es la consistencia de la textura, muy pegajosa y que hay que trabajar demasiado porque de no hacerlo durante un buen rato, queda una película grasienta en la piel tan desagradable, que casi te obliga a ducharte de nuevo.

El perfume a hierba fresca es bastante potente y perdurable, pero al tratarse de una mezcla de eucalipto, tomillo, romero, etc., gusta a partes iguales, es decir, hay quienes lo encuentran delicioso y quienes lo odian, a gustos los colores dicen.

¿Su precio? Es bastante más económico que las dos opciones anteriores, ya que se puede adquirir por algo más de 30 €, sin embargo, sus supuestos efectos calmantes dejan mucho que desear, así que el cliente será el que valorará si realmente es un ítem que vale la pena comprar.

 

Aceite divino de CAUDALIE

La prestigiosa casa Caudalie pretende deleitarnos con una oferta que afirma dejar una piel hermosa, pues se trata de un aceite seco que pretende favorecer el aspecto de nuestro cuerpo.

Por un lado, cita ser apto para conceder masajes únicos, gracias a su perfume, diseñado a base de toques de notas florales y de madera.

Y por el otro, hidratar y nutrir la piel penetrando en todas las capas dérmicas, a raíz de los polifenoles antioxidantes de uva patentados, presentes en su composición.

También encontramos los aceites esenciales de hibisco, ubisco, sésamo y argán, pero se halla algún que otro compuesto dudoso que acarrea efectos indeseados en las dermis más sensibles, puesto que no es una fórmula cien por cien natural.

Su textura seca es más líquida de lo normal, pero se absorbe bastante rápido por la piel y no hay complicación alguna a la hora de las aplicaciones.

En cuanto al perfume floral, es factible hasta para los olfatos que detestan los olores fuertes, puesto que es casi imperceptible y se desvanece minutos después de la aplicación.

Y con respecto a su envase, cabe decir que es una botella de vidrio alargada que no es opaca, por lo que no resguarda los activos de la luz; y su espray proporciona una aplicación higiénica, pero no permite extraer el producto restante cuando está por agotarse, es decir, se malgasta parte de la sustancia si no rompes el envase.

Su coste final es superior a los 25 € y aunque se trata de la opción más económica de todas, la balanza no está equilibrada, hay que tener en cuenta los aspectos positivos y los negativos.

mejor-aceite-corporal

 

Vale la pena recalcar que la posición de estos óleos dentro de nuestra lista no tiene relevancia alguna, es decir, los hemos valorado por igual y han recibido la misma puntuación.

Asimismo, puede que pienses que algunas de las opciones son algo caras, pero seguro que hallas otras alternativas más económicas que ofrezcan resultados parecidos.

Si decides hacer esto último, ándate con cuidado, ya que muchos fabricantes utilizan ingredientes de mala calidad para abaratar costes, algo contraproducente para la piel.

Para no poner en peligro tu epidermis, lo más sensato es que te fijes bien en la lista del INCI del producto en cuestión y te cerciores de que sus activos son cuidadosos, seguros y de una calidad tolerable.

Recuerda que ningún ítem concede milagros, así que teniendo esto claro, esperamos que nuestro ranking de los mejores aceites corporales haya sido de tu agrado, con independencia de si adquieres alguno de ellos o no.