Estrías de crecimiento: ¿cómo se quitan? ¿cómo prevenir su aparición?

El conocido “estirón” que suele manifestarse en la pubertad, acarrea muchos cambios tanto a nivel físico como hormonal y uno de los menos agradables son las engorrosas estrías rojas que aparecen sin más, marcando el cuerpo, por eso te traemos los mejores tratamientos para suprimirlas y las medidas más eficaces para prevenirlas.

A partir de los 9 años, el cuerpo femenino experimenta un estiramiento repentino de la piel de ciertas partes corporales, siendo más propensas a que aparezcan esos arañazos tan indeseados debido a la rotura de las fibras elásticas, en especial en las áreas que más ganan volumen en un corto periodo de tiempo, que son los glúteos, las caderas, los pechos y las nalgas.

Y aunque pueda sonar raro, los niños tampoco se libran de este quebradero de cabeza, pues a partir de los 11 años, también comienzan a desarrollarse, siendo la espalda, los hombros y los brazos las zonas más proclives a las odiosas estrías.

No todos los niños corren la misma suerte y hay quiénes se escapan de las temidas rayas rojizas que afean tanto el cuerpo, pero nunca hay que dejar de lado la prevención, puesto que, en esta etapa, las estrías están a la orden del día.

Además, vale la pena tratar las ya existentes, porque de lo contrario podrían volverse blancas, convirtiéndose en casi imposibles de eliminar y, por lo tanto, serían permanentes.

Nadie quiere que las estrías le acompañen por el resto de su vida, ¿verdad? Y mucho menos a tan corta edad, cuando el físico se vuelve uno de los factores más importantes para los adolescentes.

Pues precisamente en el artículo de hoy encontrarás las claves para prevenir más eficientes y los tratamientos que te ayudarán a ponerle fin a las temidas estrías rojas del crecimiento.

Presta atención a toda la información, a continuación.

 

Los mejores métodos preventivos

No siempre las causas de las estrías en la pubertad son a raíz del vertiginoso crecimiento que el cuerpo experimenta y a las fluctuaciones de peso tan repentinas, ya que también se da por causas que se escapan de nuestro control, como la herencia genética.

No obstante, siempre podemos intentar poner remedio, con más ahínco cuando el problema no ha empezado a aflorar o es mínimo, pues como bien dice el célebre dicho: “más vale prevenir que curar”.

Así que a sabiendas de que pueden estar al acecho, incluso siguiendo las siguientes pautas de prevención, sigue siendo la mejor arma de todas para impedir su surgimiento, en la medida de lo posible y vale la pena tenerlas en cuenta:

 

Cuida tu alimentación

eliminar-estrías-rojas

Lo primordial para prevenir que aparezcan esas dichosas marcas en la dermis es aportarle nutrición, elasticidad e hidratación para que se torne más elástica y resistente.

De esta manera, evitaremos a toda costa que se rompa, dando paso a su nacimiento.

¿Y qué mejor manera de hacerlo que mediante nuestras comidas? No consiste en adoptar una dieta estricta y rigurosa, sino en suprimir la ingesta de ciertos alimentos y substituirlos por otros mucho más sanos, que aporten a la epidermis todas las propiedades beneficiosas que necesita para reforzarse.

Las grasas saturadas, los azúcares y las harinas refinadas, los platos procesados industrialmente, la bollería industrial, la sal y derivados son productos alimenticios que deberíamos reducir en nuestro menú o inclusive liquidar, ya que no aportan nada bueno ni a la piel ni a la salud del organismo en general.

En su lugar, comer más alimentos enriquecidos con las valiosas vitaminas A, C, E y K, ácidos grasos omega 3, 9 y 6, proteínas, magnesio, así como otros minerales y nutrientes de la misma clase, será lo más acertado y no sólo te servirá a modo de excelente medida preventiva, sino que evitarás sufrir otros tipos de trastornos que suelen ser comunes en la adolescencia, como por ejemplo el sobrepeso.

 

Hidrata tu piel

eliminar-estrías-rojas

La hidratación es muy preciada porque impide varias afecciones, aparte de esas señales epidérmicas antiestéticas, también previene la sequedad cutánea, la celulitis y la retención de líquidos, entre otras.

Para gozar de una buena salud y una piel cuidada, esta debe de estar hidratada en todo momento y puedes conseguirlo tanto por dentro como por fuera.

Me explico, lo ideal es beber las cantidades que los expertos recomiendan de agua al día, que ronda de 1,5 a 2 litros diarios repartidos durante toda la jornada, para hidratarla desde el interior.

Y para hacerlo desde el exterior, puedes aplicarte cremas humectantes y emolientes que retengan la humedad por más tiempo y eviten la deshidratación gracias a su alto poder nutritivo; aminorando así las posibilidades de que la dermis pueda rasgarse y convirtiéndola en mucho más resistente, fuerte y elástica.

 

Realiza ejercicio

eliminar-estrías-rojas

Otra de las bases esenciales para la prevención es el ejercicio físico, pues tonifica la piel, tornándola más resistente para que no se les ocurra aparecer.

Además, el sedentarismo no aporta nada bueno a nuestro cuerpo y desencadena dolencias desagradables ¡hay que moverse!

No tienes que apuntarte a un gimnasio, basta con entrenamientos de bajo impacto varias veces por semana, como por ejemplo la natación o el ciclismo y si tampoco está a tu alcance, puedes ir a andar, correr, subir y bajar escaleras.

Y si esto último tampoco va contigo, también puedes guiarte por algunos entrenadores físicos que dan clases gratuitas a través de YouTube, pues te enseñarán algunos ejercicios que podrás llevar a cabo en la comodidad de tu casa.

Si buscas por la red, seguro que encuentras lo que mejor se adapte a ti, ya que hay una infinidad de recursos, la cuestión es llevar una vida activa.

 

Los tratamientos antiestrías más infalibles

Cuando las estrías ya han hecho acto de presencia, la prevención se queda corta y aunque hay que seguirla para evitar que nuevas compañeras se sumen a las que ya tenemos, para borrarlas del mapa, no basta.

Por ello, te presentamos los secretos más eficaces que te darán un empujón a deshacerte de ellas para siempre o al menos, a aminorarlas al máximo:

 

Cremas específicas

eliminar-estrías-rojas

Un dos en uno muy eficaz son los cosméticos antiestrías, puesto que brindan dos funciones en una, por un lado, sirven como método preventivo y por el otro, son un aliado a la hora de reducirlas.

Todo ello lo consiguen gracias a los activos de calidad que componen la fórmula del producto, hidratando, otorgando elasticidad, favoreciendo el proceso de cicatrización y regenerando el tejido dérmico.

Son la mejor baza disminuyendo y difuminando las estrías rojas, hasta su eliminación, aunque con las más antiguas y que ya han emblanquecido, se requieren otros refuerzos estéticos mayores.

Eso sí, para que no tiremos el dinero a la basura, a la hora de adquirir una crema contra las estrías que de verdad conceda resultados positivos, habrá que fijarse que entre los ingredientes se encuentren antioxidantes, hidratantes y regeneradores, como por ejemplo la caléndula, la centella asiática, la rosa mosqueta, la alantoína y las vitaminas A, C y E, entre otros.

La que nosotros siempre recomendamos en este ámbito por sus prestaciones únicas y que además figura en el primer puesto en muchos ránkings de cremas antiestrías es la de Akento. ¿Te animas a probarla?

 

Remedios caseros naturales

eliminar-estrías-rojas

Desde antaño (y seguro que esto puede recordarte a las abuelitas de entonces) se emplean mejunjes y ungüentos caseros fabricados con productos extraídos directamente de la naturaleza, que pueden ser un refuerzo extra muy potente para ganar la batalla.

La mayoría son muy sencillos y no tienen complicación alguna, algunos de los más conocidos son el aceite de almendras dulces, el gel puro de aloe vera y exfoliaciones naturales semanales con zumo de limón y azúcar, entre muchas otras.

Si haces un poco el cotilla por la red, ten por seguro que encontrarás más remedios caseros como estos y combinados con la crema específica, serán un arma muy poderosa contra esas líneas rojas que marcan el cuerpo.

 

Prácticas en clínicas médico-estéticas

eliminar-estrías-rojas

Las praxis que ahora vamos a presentarte, por lo general se recurre a ellas cuando no ha habido suerte con los anteriores métodos antiestrías, ya que son procesos caros y que requieren de varias sesiones para casi eliminar esos caminitos que se abren camino en ciertas zonas corporales (pues a veces no se consigue en su totalidad)

Ten en cuenta que siempre deben realizarse en una clínica especializada certificada y a manos de una persona profesional.

Dicho esto, ha llegado la hora de descubrir las que consideramos más apropiadas:

  • Radiofrecuencia. Este tratamiento es un dos en uno porque combina dos procedimientos. Por una banda, aumenta la temperatura corporal, para que la piel se caliente y pueda así fomentar la generación del colágeno y la elastina. Por la otra, favorece el riego sanguíneo para que fluya de forma óptima, suprimiendo con eficacia las estrías, tras varias sesiones.
  • Mesoterapia. Se trata de una práctica algo más invasiva que la anterior, pero sin duda, las opiniones sobre ella son exitosas, pues reduce eficientemente las estrías moradas en las más jóvenes. Estamos hablando de unas pequeñas agujas que se introducen por la parte subcutánea de la dermis, que inyecta unos líquidos vasodilatadores y regeneradores para liquidar esas odiosas rayas. Dicen que no produce dolor y que los pinchacitos son mínimos, aunque siempre puedes pedir que te apliquen un espray anestésico, si lo prefieres.
  • Láser. Estamos frente a un dispositivo láser que emite unos disparos calientes sobre la epidermis con la intención de penetrar hasta lo más hondo de las capas dérmicas, para así activar la producción del colágeno y la elastina, además de renovar las células del tejido de la piel. Es una de las praxis más eficaces, pero también la que posee el precio más elevado.

Después de proporcionarte toda la información sobre cómo prevenir y eliminar las estrías rojas, ya no hay excusa que valga, ¡comienza hoy mismo!