Cómo quitar las estrías de los brazos

Algo que para algunos hombres puede ser un signo de hombría y fuerza, para otras personas, es todo un quebradero de cabeza, por eso hoy he querido desvelar el secreto de las mejores claves para quitar las estrías de los brazos.

Siendo sincera, te diré que la prevención no tiene ningún misterio, ya que se basa en ciertos hábitos que hay que adoptar durante nuestro día a día, además de aplicar un buen cosmético antiestrías, adecuar una alimentación equilibrada e hidratar al máximo el organismo.

Sin embargo, cuando hablamos de eliminar las estrías que ya están presentes, la cosa se complica bastante.

Como comentaba, es cierto que muchos culturistas o adeptos al ejercicio físico tratan a estas marcas que aparecen en la zona de los brazos casi como a un símbolo de su esfuerzo, pues lo consideran un efecto secundario positivo que inclusive puede ser deseable, indicativo de un desarrollo muscular rápido.

No obstante, no todo el mundo quiere lucir estas líneas que marcan la piel, pues no las encuentran bonitas y en su lugar creen que son antiestéticas, desean liquidarlas, a poder ser, deshacerse de ellas para siempre.

No te preocupes, ya que puedes eliminar cualquier tipo de estría con los siguientes métodos. ¡No te los puedes perder!

Cremas especializadas

Es la solución más económica, conveniente y agradable para eliminar cualquier raya o imperfección de tu cuerpo.

Pero debes saber la verdad, no todas funcionan del mismo modo. Hay que saber elegir bien, un cosmético con ingredientes activos efectivos para regenerar la dermis, que potencie la formación de colágeno y elastina, y que hidrate y nutra en profundidad.

En poco tiempo, el tamaño y el color de las estrías se irán difuminando, aunque en algunos casos no desaparezcan por completo.

Y lo mejor de todo es que se puede combinar con cualquiera de los tratamientos que te recomendamos a continuación.

Remedios caseros contra las estrías de los brazos

Es verdad que las estrías violáceas o rojizas, es decir, las más recientes, no cuestan tanto de suprimir, pero las que son blanquecinas o plateadas llevan más tiempo instaladas y, por lo tanto, será más difícil que se esfumen por completo.

Así que deberás tener presente que puede que con estos remedios naturales consigas atenuar considerablemente las rojas y sólo disimular un poco las blancas.

Exfoliante de azúcar y limón

El zumo de limón natural es un exitoso regenerador de las estrías y las cicatrices gracias a la genuina Vitamina C, presente en su composición.

Ayuda en el proceso de producción del colágeno y la elastina, mejorando la apariencia de las marcas ya presentes, mitigándolas.

Para llevar a cabo la exfoliación, sólo deberás mezclar con el zumo de un limón, un poco de azúcar blanco, que será un gran aliado para arrastrar las impurezas de la piel y un poco de aceite de rosa mosqueta, que a la par de otorgarle consistencia a la textura, es un excelente regenerador dérmico.

Aplícalo un par de veces por semana en los brazos, realizando movimientos circulares en la exfoliación durante unos 10 minutos y pronto verás los magníficos resultados.

Aquí tienes otras recetas de exfoliantes que también te pueden ayudar.

Gel de aloe vera natural

aloe vera estrias brazos

Basta con extraer la sustancia gelatinosa que se encuentra dentro de las hojas de la célebre planta del aloe vera, previamente desintoxicada, y aplicar en los brazos cada mañana.

Sus altos niveles de vitamina C y E, aparte de su excelente poder regenerante, serán perfectos para difuminar el problema y poco a poco reducir el aspecto de las estrías.

Mejunje de cola de caballo

Esta planta medicinal tan famosa desde antaño es muy conocida por tratar la celulitis, pero del mismo modo, es muy eficaz aminorando estas líneas antiestéticas porque está enriquecida con silicio.

Para elaborar este remedio casero, necesitarás un litro de alcohol de 40º y 100 gramos de cola de caballo natural.

Deberás dejar reposar la mezcla durante un mes, en un lugar fresco y seco, alejado de la luz solar y pasado el tiempo, podrás beneficiarte de sus propiedades, masajeando esas áreas problemáticas con el líquido, dos veces al día.

Ten en cuenta que lo ideal antes de la aplicación, es añadir unas cuantas gotas de limón natural para que se diluya.

Masaje con uvas

Estas frutas son muy útiles tratando el problema de las estrías, al contener humectantes en su fórmula que impiden la sequedad dérmica.

Es muy sencillo el proceso para aprovechar sus propiedades, tan sólo deberás cortar por la mitad unas cuantas uvas y realizar un masaje con la pulpa por la piel de los brazos.

Si lo haces a diario, enseguida notarás los cambios significativos y verás tu epidermis mejorada.

Solución de zanahoria y leche de almendras

Aplicada como crema, la zanahoria puede llegar a aminorar las estrías y cicatrices, puesto que es una excepcional aliada en este ámbito y las almendras son unas regeneradoras de la piel natas.

Para obtener tu solución antiestrías de zanahoria y almendras, deberás cocer unas cuantas hasta que estén tiernas y mezclarlas con 125 gramos de leche de almendras.

Ahora sólo tendrás que esperar a que la mezcla se enfríe y aplicar en los brazos, por las zonas con marcas, dejando actuar durante unos 30 minutos, para acabar retirando con abundante agua tibia ¡y listo!

Realiza este procedimiento unos pocos días a la semana y notarás los cambios positivos en tu dermis.

Infusión tópica de consuelda

La consuelda se caracteriza por ser una planta medicinal que cura heridas, cicatrices y lesiones, siendo perfecta para tratar las estrías.

Consigue hojas secas de la planta y ponlas a hervir con agua durante unos 10 minutos o hasta que haya infusionado.

Deja que se enfríe y empapa un algodón con la infusión, para pasarlo por los brazos suavemente, en las zonas que más lo requieran.
¡Hazlo a menudo y verás que bien te va!

Tratamientos estéticos antiestrías para los brazos

Normalmente, cuándo las estrías ya han cicatrizado y se vuelven de un color más blanquecino, poder disminuir su presencia es un tanto más dificultoso.

Por eso se recurre a ciertos procedimientos en clínicas médico-estéticas que son ideados específicamente para darles carpetazo.

Estos recursos son más caros y se necesitan varias sesiones para casi solventar el problema, pero está demostrada su eficacia, disminuyendo las líneas y cicatrices hasta en un 75% garantizado.

Microdermoabrasión

Esta primera técnica que te presentamos consiste en una exfoliación mediante un dispositivo manual que arroja cristales sobre la zona corporal que estamos tratando.

Estos cristales se encargan de arrastrar con cuidado la capa más superficial cutánea, una muy fina, promoviendo el crecimiento de nuevo tejido celular dérmico con más elasticidad.

A pesar de lo que se pueda llegar a creer, el procedimiento no causa dolor, sólo un hormigueo leve en la zona que se está trabajando y son necesarias de entre 5 a 10 sesiones con intervalos de reposo de unos 15 días para que la piel repose y se regenere.

Podemos encontrar sesiones desde 60€ como mínimo, todo depende de la clínica en cuestión.

Electroporación o mesoterapia virtual

Esta práctica se basa en la administración de infiltraciones de un cóctel de activos, para estimular la generación del colágeno y la elastina, reestructurando la epidermis.

Gracias a unas ondas electromagnéticas, dicha sustancia penetra hasta las capas más hondas de la dermis, concediendo resultados visibles y notorios a partir de las 6 sesiones.

Cada sesión suele oscilar los 300€, no es doloroso y además de los brazos, se puede aplicar en cualquier otra parte del cuerpo con estrías.

Láser ablativo

laser estrias

Este tratamiento, incorpora un sistema láser que exfolia las capas superficiales de la piel, promoviendo la creación del colágeno y la elastina.

Es genial para tratar cicatrices y liquida las estrías rojas en un 90%. Suele ser algo molesto, pero indoloro y son necesarias un mínimo de 3 a 5 sesiones para apreciar los efectos.

Es común recomendar alternar esta práctica con la mesoterapia, para aprovechar los principios activos y cada sesión suele oscilar los 250€ aproximados.

Láser fraccionado

Se trata de la revolución del anterior láser, puesto que combina el ablativo con otro que actúa más profundamente, permitiendo regular la longitud de la honda y reparando los daños del tejido dérmico más hondos.

Funciona realizando pasadas de un lado a otro y de arriba abajo, tejiendo una especie de malla invisible alrededor del brazo que elimina las estrías.

El aire caliente era muy molesto, pero en esta innovación, se ha instalado una salida de aire frío para impedir que el cabezal se sobrecaliente y mejorar el confort del usuario.

Los resultados suelen verse a partir de las 3 a 5 sesiones, con intervalos de descanso de un mes para que la piel vaya regenerándose y se pueden encontrar por unos 300€ cada una.

Radiofrecuencia

Estamos ante el único sistema patentado de electromedicina con el poder de tratar los tejidos dañados de dentro hacia afuera, mediante una triple acción: proiónica, incrementando la microcirculación local e hipertermia.

Asimismo, activa la producción del colágeno y la elastina, garantizando una mejoría notoria del aspecto de las rayas que tanto afean los brazos, así como otras áreas corporales.

Se requieren 6 sesiones como mínimo para comenzar a ver resultados, pero se aconseja realizar de 10 a 15 para casi finiquitar el problema, suele costar unos 70€ cada una.

Radiofrecuencia con infrarrojos

Combina la praxis anterior con un cabezal de infrarrojos que posee unas micro-agujas que canalizan la energía hacia el interior de la dermis y producen micro-puntos de calentamiento en la superficie.

Estos pequeños pinchacitos activan la regeneración multinivel, es decir, la renovación rápida de la piel, acelerando el proceso de curación para fulminar las odiosas estrías.

Son necesarias de entre 4 a 6 sesiones y se han de hacer descansos de un mes o mes y medio entre cada una, según cada situación, para que la dermis se regenere.

El precio por sesión suele ascender a los 100€ más o menos.

Recuerda que tu mejor refuerzo tanto si optas por los remedios caseros, como si te decantas por acudir a una clínica y someterte a un tratamiento estético, son las cremas antiestrías, junto a una dieta equilibrada y realizar entrenamiento físico asiduamente.

Esperamos que la información para quitar las estrías de los brazos te haya sido de mucha ayuda, seguro que encuentras la forma de darles carpetazo para siempre.