Cómo hidratar la piel del cuerpo

La piel es el órgano más grande y extenso de nuestro organismo, además de ser uno de los más importantes para mantenernos hidratados, pues entre el 15% y el 20% de agua de todo el cuerpo se halla en ella y como el verano está a la vuelta de la esquina, te traemos las claves más infalibles para hidratarla.

Pese a que las temperaturas calurosas se acerquen, la dermis no solo se deshidrata por el calor, también puede hacerlo por culpa de las toxinas del ambiente y del frío extremo, ya que nada en exceso es nunca bueno.

Y una epidermis con carencia de hidratación, no solo conlleva problemas de estética por mostrarse menos suave y bonita, aparte de más envejecida de lo normal, sino que puede llegar a resecarse, escamarse, notarla tirante y áspera, incluyendo otras condiciones peores.

La buena noticia es que conseguir una piel tersa, flexible y elástica no es una tarea difícil siguiendo las pautas que te brindamos en este artículo.

¿Quieres conocerlas? En caso afirmativo, no te pierdas las siguientes líneas y descubre cómo hidratar la piel del cuerpo con los mejores consejos, a continuación.

 

¿Por qué se deshidrata la piel?

como-hidratar-piel-cuerpo

Cómo hemos avanzado, existen varios motivos por los cuales la dermis puede estar falta de su contenido habitual de agua.

Se trata de un problema común que afecta a todo tipo de tejido cutáneo, con independencia de su condición, pues inclusive la piel considerada como grasa puede deshidratarse y sufrir estos episodios en ciertas épocas o circunstancias.

La piel con demasiado sebo puede tener un exceso de lípidos, así es, pero de igual forma puede carecer de agua, por extraño que pueda parecer.

Las razones más comunes de la carencia de hidratación dérmica son:

  • Aporte insuficiente de agua que puede venir de no beber las cantidades recomendadas diarias.
  • Desequilibrios alimenticios.
  • Manca de vitaminas, a consecuencia de una dieta no equilibrada.
  • Abuso de malos hábitos, como el alcohol y el tabaco.
  • Higiene y cuidados de la piel con productos o cosméticos inadecuados.
  • Condiciones ambientales extremas, como demasiado frío o calor, así como de interiores, como el aire acondicionado, las calefacciones y otros de la misma índole.
  • Contacto frecuente con productos contraproducentes, como disolventes orgánicos, productos alcalinos, detergentes, cemento etc.
  • Afecciones que conllevan una pérdida considerable de agua, como los vómitos, la diarrea, dermatosis, hemorragias etc.
  • Consumo de medicamentos, como laxantes, diuréticos, retinoides, etc.
  • Niveles altos de estrés o fatiga psíquica, que acentúan a la par los desajustes dérmicos.

 

¿Cómo devolver la hidratación al tejido dérmico del cuerpo?

Tal y como citamos en el inicio, la epidermis retiene un porcentaje de agua que oscila entre el 15% y el 20%, no obstante, esta cantidad va disminuyendo con la edad, a medida que cumplimos años, también lo hace nuestra dermis irremediablemente.

Esto sucede porque la capacidad de retención del tejido celular epidérmico va menguando y según los expertos, a partir del 10% de agua, se considera que una dermis está falta de hidratación.

Por lo tanto, para contribuir al buen funcionamiento de la piel, se recomiendan los siguientes puntos:

 

Bebe agua y cuida tu alimentación

como-hidratar-piel-cuerpo

El cuerpo no solo se hidrata desde fuera, asimismo se ha de hacer por dentro.

Por un lado, los especialistas aconsejan beber entre 1,5L y 2L de agua al día, repartidos durante toda la jornada.

Por otro, no hay que descuidar la dieta y con esto, no me refiero a un régimen, sino a incluir más cantidad de ciertos alimentos en las comidas, que concedan esas vitaminas y nutrientes que la dermis precisa para estar en óptimas condiciones.

Una alimentación equilibrada, rica en proteínas, vitaminas, flavonoides, betacarotenos, glicina, ácidos grasos y minerales como el calcio, hierro y magnesio, es una de las claves más factibles para promover el nacimiento de células nuevas y mantener la nutrición en todo el cuerpo en general, especialmente en la piel.

 

Hidrata y exfolia tu epidermis

El ritual de hidratación diario con cremas y aceites corporales, con más ahínco después de la ducha, es uno de los procesos que nunca deberíamos olvidar.

¿Y por qué recalco tras la ducha, si lo habitual es 2 veces al día? Pues porque cuando la piel todavía está un pelín húmeda y limpia, retiene con más efectividad el agua.

Además, los poros están abiertos, por lo que el cosmético penetra con más facilidad para poder aprovechar al máximo los activos.

En este aspecto, hay que contar con productos que aporten hidratación, nutrición y que cuenten con propiedades a poder ser antioxidantes, regenerantes y retrasen el envejecimiento prematuro de la dermis.

La exfoliación corporal semanal, también tiene un papel importante, puesto que, aunque seamos los más aseados del mundo, las células muertas e impurezas quedan adheridas a la piel, provocando la acumulación de toxinas que forman una capa translúcida e imperceptible, que impide su correcta oxigenación.

Esto conlleva que se deshidrate, perdiendo densidad, vitalidad, brillo y que no se aprecie sana.

Así que exfoliar la piel, al menos una vez a la semana, no solo la purificará y la limpiará a fondo, se deshará de cualquier residuo adherido, sea suciedad o cualquier deshecho y eliminará ese manto de células muertas, regenerando el estrato córneo y mejorando la absorción de los principios activos de las cremas y los aceites hidratantes hacia todas las capas dérmicas.

 

Destierra los malos hábitos de tu vida

como-hidratar-piel-cuerpo

El tabaco y el alcohol disminuyen los niveles de oxígeno en el riego sanguíneo, además de la producción del colágeno y la cantidad de Vitamina A en el organismo.

Por lo tanto, no solo se trata de hábitos negativos que empeoran la salud general del organismo, sino que encima, ayudan al envejecimiento prematuro de la piel.

Si quieres que tu cuerpo se aprecie siempre joven y saludable, sácalos de tu vida en cuanto antes.

 

No abuses de los rayos solares

¿A quién no le gusta tumbarse a tomar el sol?

A pesar de que hay muchos adeptos a las dosis de Vitamina D que proporcionan los flamantes rayos del sol, hay que tener cautela a la hora de exponernos a él, ya que reseca la dermis y es uno de los mayores responsables de la pérdida de agua.

Hay que ser precavidos, puesto que una sobreexposición puede producir una degeneración del colágeno y la elastina, como mínimo.

La primera medida irrefutable es aplicarse protección solar, los expertos recomiendan que no sea un factor menor a SPF30+, media hora antes de la exposición y repetir su aplicación cada 2 horas.

Asimismo, no dejarse engañar por los días nublados, porque la radiación ultravioleta es la misma que un día soleado y evitar a toda costa las intensas horas del sol del mediodía.

 

Procura dormir bien

como-hidratar-piel-cuerpo

No dormir las horas de sueño recomendadas o tener una calidad de letargo pésimo, afectan a la dermis, aunque parezca mentira, pues desequilibra la recuperación de la función del sistema inmunitario, interviniendo en el principal componente: el colágeno.

Por lo que no dormir las 8 horas y descasar bien, acarrea una rotura de la labor de la barrera lipídica y de las mucosas y, por ende, la deshidratación.

 

Con estas medidas no solo favorecerás la hidratación y la nutrición de la dermis corporal, sino que, a la vez, son un método más que infalible de prevención.

¡No esperes más! Pon en práctica nuestros secretos mejor guardados sobre como hidratar la piel del cuerpo y vence a la deshidratación de una vez por todas.