Aceite corporal Mercadona

No hay quién se resista a los cosméticos de bajo coste, sobre todo cuando nuestra economía no está para tirar cohetes, aunque en mi caso las experiencias anteriores con este tipo de productos “low cost” haya sido más bien pésima, no pude negarme a probar los aceites corporales de Mercadona.

Mi hermana me dio dos botes casi llenos de dos tipos de aceites para el cuerpo que no le habían gustado y que había comprado en la cadena de supermercados tan célebre, precisamente por comercializar ítems de belleza tan baratos.

Me vi casi obligada a realizar la prueba con ellos, pues tal y como dice el dicho: “a caballo regalado, no le mires el dentado.”

Te adelanto que coincido con mi hermana, puesto que no han sido de mi agrado ninguno de los dos aceites corporales, pero al menos, esta vez no fueron directos a la basura y ella no ha malgastado su dinero (de nuevo).

Aprovechando mi experiencia, he elaborado esta reseña donde explico al detalle mis aventuras con estos dos cosméticos y también informo sobre mis hallazgos tras haberlos analizado a fondo, teniendo en cuenta todas y cada una de sus características.

Descubre mi opinión más sincera de los aceites corporales de Mercadona, a continuación.

aceite-corporal-mercadona-opinion

Aceite corporal de almendras dulces de Mercadona ¿Qué promete?

Deliplus presenta este aceite que se vende por menos de 4 € como cien por cien natural.

Sus promesas no son pocas, pues afirma brindar hidratación y nutrición en profundidad, además de conceder suavidad, para lucir una piel sana y bonita.

Otro lucro importante es su acción antiestrías que no solo sirve a modo preventivo, sino que cita reducir las estrías en tamaño y extensión, así como disminuir las cicatrices y manchas pigmentarias.

Asimismo, dicen que es un excelente aceite para masajes, gracias a sus propiedades desinflamatorias, que aminoran el dolor y la hinchazón muscular.

Y pese a recomendarlo para todo tipo de pieles, hay ciertos inconvenientes que quitan veracidad a las recomendaciones de la marca, y que podremos ver de cerca en el apartado siguiente.

 

Análisis de su INCI e ingredientes

Por mucho que lo vendan como cien por cien natural, este aceite de almendras dulces no lo es y lo he podido comprobar analizando su fórmula.

Fíjate en la lista completa de sus ingredientes:

PRUNUS AMYGDALUS DULCIS OIL, HELIANTHUS ANNUS SEED OIL, PARFUM,

TOCOPHEROL, ROSMARINUS OFFICINALIS LEAF EXTRACT, BENZYL

SALICYLATE, COUMARIN, LINALLOL, CITRONELLOL, BENZYL BENZOATE.

Lo alarmante de todo es que 5 de los 10 compuestos que componen esta formulación son potencialmente alérgenos, un ejemplo es el salicilato de bencilo, que es sospechoso de paralizar la acción endocrina del organismo.

No obstante, hay otro dato que me llama la atención y es que no he hallado ningún activo antiestrías, ni siquiera que pueda prevenirlas ¿Cómo pretende este aceite hacerles frente, sin ingredientes con poder contra las estrías?

Me temo que, para mí, ha sido una decepción en toda regla.

 

Envase, textura y olor

La textura en sí es grata, se extiende bien y pese a que hay que trabajarla más que una crema para que la piel la absorba, parecía no haber ningún problema.

Y digo parecía, porque después de la aplicación me percaté de que sobre la superficie de la dermis notaba una sensación muy desagradable, como si una capa translúcida y grasienta recubriera todo el cuerpo, así que no tuve más remedio que ducharme para quitármela de encima.

Otra cosa que no me ha gustado nada es su perfume, pues es muy potente y dulce (algo que ya de buenas a primeras te hace sospechar que realmente no se trate de un producto totalmente natural), y además perdura bastante, lo que inclusive provoca que pueda llegar a ofenderme.

Pese a que el packagging con tapón de rosca contiene 200ml de sustancia, no lo considero nada higiénico ni práctico.

No hay forma de dosificar las dosis oportunas, encima de que hay riesgo de una posible contaminación de la fórmula, tampoco preserva los activos de la luz, al ser transparente.

Siempre se me escurre entre las manos, queda todo pringoso y no es nada cómodo.

 

Aceite corporal tacto seco de Mercadona ¿Qué predice?

Este otro producto con un precio muy similar es presentado como un eficaz aceite seco, que además describen con un aroma muy codiciado.

Desprende una fragancia singular, resultado de la mezcla de frutas dulces, flores y cítricos, que promete ser deliciosa.

Y en cuanto a sus beneficios, predice eliminar la sequedad cutánea, aportar nutrición, regenerar el tejido dérmico dañado e hidratar en intensidad, especialmente las pieles más secas.

Como se trata de un aceite seco, su rápida absorción también es una prestación que la marca destaca, puesto que estaríamos hablando de un producto que no deja residuos sobre la epidermis.

También lo aconsejan para todo tipo de condiciones, pero ¿será verdad que no puede llegar a deteriorar las pieles más sensibles o tendrá los mismos problemas que la oferta anterior de Deliplus?

Veamos qué he encontrado, investigando su INCI, en la siguiente sección.

 

Análisis de su INCI e ingredientes

Lamentablemente, esta composición se asemeja mucho a la del primer aceite, puesto que también contiene componentes adversos.

Puedes verlo en su lista íntegra de ingredientes:

PARAFFINUM LIQUIDUM, ISOPROPYL PALMITATE, OLEYL ERUCATE, HELIANT

HUS, AMNUS SEED OIL, PARFUM, BUTYROPSERMUM PARKII BUTTER

EXTRACT, TOCOPHERYL ACETATE, TOCOPHEROL, DIBUTYL ADIPATE,

PENTAERYHRITYL, TETRA-DI-T-BUTYL HIDROXYHYDROCINNAMATE, BENZYL

SALICYLATE, LIMONENE, LIMALOOL, CITRONELLOL, COUMARIN, BENZYL

ALCOHOL, HIDROXYCITRONELLAL.

Por un lado, las cumarinas se emplean en raticidas y provocan efectos anticoagulantes, aparte de volver a encontrarnos con el salicilato de bencilo.

Por otro, hay diversos químicos y perfumes, que nada bueno pueden aportarle a la piel, sino todo lo contrario.

Pero lo peor de todo es que esta fórmula contiene más agentes contraproducentes que la versión anterior, haciendo que el peligro de sufrir el nocivo efecto combinado de los cosméticos aumente considerablemente; y esto puede acarrear problemas de salud con el tiempo.

No ha sido ninguna novedad encontrarme con todo esto, pues no puedo pedirle mucho a un producto que no llega ni siquiera a los 4 €, puesto que los ingredientes, ya cuestan un mínimo para que sean seguros y cuidadosos, o lo que es lo mismo, para que sean de calidad y no dañen la epidermis.

 

Envase, textura y olor

La textura no es la característica de un aceite seco, no se parece en nada a otras sucedáneas que sí lo son, puesto que es muy densa y hay que trabajarla demasiado para que la dermis la absorba.

Y tiene otra pega, si no te humedeces el cuerpo previamente, queda repleto de pegotes y la sustancia no se extiende bien.

El perfume, descrito como tan exquisito, perdura demasiado, es muy fuerte y empalagoso, causando que me cree rechazo, al ser tan engorroso.

El embalaje de 250 ml no lo considero estéticamente bello, porque se parece más a un botellín de cerveza que a otra cosa, aunque eso es lo de menos.

Lo importante es que su tapón en formato clic no es nada limpio, aparte de que se echa a perder mucha cantidad de líquido y no otorga una aplicación amena, sino al revés.

Del mismo modo que la primera opción, hay peligro de contaminación y no preserva los activos de la luz, además de que queda todo pringoso siempre y hay que andar limpiándolo a cada rato para que no se escurra.

En ambos casos, hubiera sido más factible un pulverizador u otro envase que facilitara la aplicación, sin el riesgo de desperdiciar cantidades de producto, así como un embalaje opaco.

 

Mi conclusión sobre los aceites corporales de Mercadona

aceite-corporal-mercadona-opinion

Como has podido ir viendo a lo largo de mi review, estos dos productos de Mercadona no han sido voto de mi devoción.

Comenzando por las formulaciones tan dudosas, llenas de elementos adversos.

Siguiendo con sus supuestos efectos, que en realidad no consiguen: el primero no tiene poder antiestrías, ni siquiera a modo de prevención y el segundo no hidrata tanto como cita, se queda muy atrás en comparación con un aceite normalito.

La sensación grasienta y pegajosa que ambos aceites corporales dejan es todo un horror y no los recomiendo para pieles con tendencia a producir más sebo de lo habitual, puesto que podrían empeorar su estado, al ser ya de por sí grasas.

¡Ah! Y ni se te ocurra probarlo en la cara.

Sus demás prestaciones dejan mucho que desear, no han acertado ni en la textura, ni en el aroma, ni tampoco en el envase.

El precio es lo único que se salva, pero al no cumplir con su cometido, finalmente no sale a cuenta porque por muy baratos que sean, acabas tirando prácticamente el dinero.

En resumidas cuentas, no voy a recomendarlos, pues poseen demasiados puntos negativos y hay alternativas aptas para todos los bolsillos en el mercado actual que son mejores y que por un poco más de dinero, hidratan y nutren con eficacia (y sin activos peligrosos)

Tras contar mi experiencia, queda claro que no me han convencido estos aceites corporales de Mercadona, pues a mi parecer, quedan muy lejos de las expectativas mínimas que ha de cumplir un óleo.